Pakistán denuncia invasión de su soberanía en muerte de Bin Laden

El ministro de relaciones exteriores de Pakistán, Salman Bashir, ha denunciado la "invasión de la soberanía" nacional por la incursión que el Ejército de Estados Unidos realizó para matar a Osama bin Laden.

No obstante, Bashir, número tres del poder Ejecutivo que no tiene ministerio de relaciones exteriores, no ha acusado ni denunciado la presencia militar estadounidense en su territorio.
En la primera presentación ante los medios de un representante paquistaní, ha respondido los tres puntos que más controversia han provocado en la prensa paquistaní e internacional: el tema de la soberanía ante la incursión armada, la posible complicidad de los servicios secretos paquistaníes con Al Qaeda y la capacidad de los militares paquistaníes.
El primer punto, el más polémico por la repercusión en als relaciones entre Pakistán y Estados Unidos, Bashir respondió con gran dificultad en una exposición muy cuidada, llena de eufemismos, para íntegra la dignidad sin acusar la violación del territorio por parte de EE UU. Ante la pregunta de si había sido legal el operativo militar estadounidense, el ministro de relaciones exteriores señaló: "No digo que sea legal ni ilegal. Eso es para los historiadores".
Bashir ha sido más firme en defender el rol del Gobierno y la Inteligencia paquistaní (ISI). También para reivindicar la soberanía paquistaní a ojos de todo el mundo, haciendo una cuidadosa referencia a India, con la que disputa por el control de Cachemira: "Que nadie se confunda, Pakistán tiene las capacidades necesarias para asegurar su respuesta. Cualquier otro país que vaya a actuar en la asunción de que tiene derecho a hacerlo se encontrará, en lo que a Pakistán se refiere, con que es un grave error".
Respecto a la posible complicidad de los servicios secretos con Bin Laden, el responsable de Exteriores paquistaní ha desmentido la "relación" entre el ISI y Al Qaeda. De acuerdo a Bashir, la afirmación de que el ISI y el Gobierno estaban facilitando cobertura a Bin Laden es "completamente erróneo". "Incluso EE UU ha reconocido que las pistas fueron fruto de la cooperación entre el ISI y la CIA",añadió.
Bashir explicó detalles de lo ocurrido luego de la incursión militar, de la que Washington no avisó a Pakistán. Señaló que se dieron cuenta de la operación del comando estadounidense cuando se cayó el helicóptero. Luego, dos F-16 paquistaníes despegaron y cuando los aviones estuvieron sobre la zona ya se habían ido los estadounidenses. Posteriormente enviaron a la policía al lugar de los hechos. Finalizada la operación estadounidense y tras el rastreo del Ejército paquistaní, llegó la primera llamada del almirante norteamericano Mullend quien telefoneó al general paquistaní Ashfa Kayali. Posteriormente, el presidente de EE UU, Barack Obama, llamó a su par paquistaní, Alí Zardari.

Noticias RSS  Feed RSS

Suscríbete a los diferentes secciones de noticias usando su respectivo feed.